mesquite beneficios

La harina de mesquite es rica en proteínas y aminoácidos como la lisina, también contiene buenas cantidades de calcio, magnesio, potasio, hierro y zinc para fortalecer la función inmune.

imagen de vainas de mesquite

Las semillas dentro de las vainas del mesquite son comestibles, se recogen y luego se muelen para hacer harina.

El sabor del mesquite es dulce, mezcla de nuez y canela, muy apetecible y es rico en proteínas, con cantidades significativas de calcio, magnesio, potasio, hierro y zinc, y tiene un índice glucémico increíblemente bajo que ayuda a mantener niveles de azúcar en la sangre estables.

Originaria de Norteamérica las vainas de la planta del mesquite se utilizan como harina y edulcorante natural. Crece en zonas secas y áridas y ha sido utilizado durante miles de años por los nativos americanos donde se consumía tradicionalmente como alimento básico.

Actualmente los árboles del mesquite crecen en los desiertos de Estados Unidos y Sudamérica y otras áreas secas alrededor del mundo como Australia, África y Asia. Mesquite es el nombre norteamericano, algarrobo en Sudamérica y khejri en la India.

El mesquite es un árbol de muchos usos, también se pueden usar las hojas, la savia y la madera que se utiliza a menudo en barbacoas para ahumar carnes, ya que le añade un sabor dulce.

¿Cuáles son los beneficios de la harina de mesquite?

La harina de mesquite no tiene gluten, es alta en proteína y baja en grasas, y muy alta en nutrientes como el calcio, el magnesio, potasio, hierro, zinc y la lisina.

El polvo de mesquite tiene un índice glucémico bajo, por lo que es beneficioso para los diabéticos. Tiene mucha fibra soluble que ralentiza la liberación de azúcar, a diferencia de los picos inmediatos que siguen al consumo de harina de trigo, harina de maíz u otras harinas comunes.

Esta misma fibra ayuda a prevenir enfermedades del colon, y proporciona un ambiente favorable para que las bacterias probióticas beneficiosas crezcan aumentando nuestro sistema inmune.

El mesquite en polvo es rico en zinc que activa el sistema inmunológico, y lisina, aminoácido que no se encuentra en muchas otras plantas.

También es rico en calcio para apoyar el crecimiento óseo, y minerales como el potasio, magnesio , cobre y hierro para fortalecer la función inmune.

El mesquite en polvo también tiene compuestos anti-hongos que ayudan a prevenir y eliminar del cuerpo infecciones fúngicas.

¿Cómo consumir la harina de mesquite y dónde se compra?

Su sabor es muy agradable y puedes mezclarlo en batidos, smoothies, o para hacer pasteles, galletas, galletas, tortas, panes y panqueques ... añadiéndola a la harina tradicional.

También la puedes añadir a sopas, guisos, salsas, la leche o el yogur.

Puedes comprar mesquite en polvo en tiendas de alimentos saludables y herbolarios online.


¿Quieres conocer más superalimentos?